jueves, 19 de enero de 2017

Quiero tu negocio: Clarín y Telefónica se miden para ver quién ganará la batalla en celulares, TV e Internet


La pelea será todos contra todos. El decreto firmado por Macri fue la bandera de largada para que Cablevisión pueda ofrecer telefonía móvil y las telcos, videos, en un plazo no muy lejano. Los players no están en igualdad de condiciones. ¿Qué armas tiene cada uno para batallar en el cuádruple play? 
Por Andrea Catalano para IProfesional   


La competencia en telecomunicaciones no tiene fecha de vencimiento, pero sí de inicio: 2018.  Será tan fuerte y hay tantos cientos de millones de dólares en juego, que la guerra entre Clarín y las "telcos", con Telefónica a la cabeza, ya arrancó.
Pero, ¿quién tendrá más dificultades para ingresar en nuevos negocios? ¿Telefónica en el mundo de la televisión? ¿O Cablevisión entrando en la telefonía móvil?

La batalla, que aún amenaza con trasladarse al plano legal, se dirimirá efectivamente en los "fierros", la infraestructura y, finalmente, en el terreno comercial.



Como parte de esta contienda -que será larga y agotadora- crece la polémica sobre quién será capaz de aprovechar las ventajas para "capturar" el negocio del otro

Es decir, si Telefónica resultará más beneficiada incursionando en el rubro TV o si la balanza se inclinará hacia Cablevisión cuando irrumpa ofreciendo telefonía móvil.

Esta última -comandada nada menos que por el Grupo Clarín- tendrá que desplegar su propia red prácticamente desde cero, lo que le demandará desde el arranque un enorme esfuerzo inversor.

No será de un día para el otro. Si, por ejemplo, en estos días se hace del aval oficial para iniciar ese armado, necesitará no menos de 18 meses para cubrir todas aquellas zonas que le impondrá la normativa, tal como ya trascendió de fuentes oficiales.
Los expertos aseguran que para ese entonces el mercado de telefonía móvil será muy similar al actual, caracterizado por una competencia cuasi perfecta entre Movistar, Claro y Personal (33% cada una).

La incursión de Clarín en telefonía móvil
Para Cablevisión será arduo batallar como cuarto operador y robarle clientes a este poderoso trío.

Además de construir una red nueva, la compañía comandada por Héctor Magnetto tendrá que encarar el proceso que le permita contar con teléfonos móviles capaces de funcionar en la banda de 2,5 Ghz.

Hasta ahora, los smartphones que se venden en el mercado argentino lo hacen en las frecuencias de 850 MHz, 1800-1900 MHz 1700-2100MHz. Ofrecer terminales en 2,5 Ghz no sería un gran problema ya que los fabricantes suelen diseñar sus productos para diferentes frecuencias, y luego los adaptan para aquellas que les solicitan los operadores.

En los dispositivos de alta gama, este proceso es más frecuente y económico. En los de baja, resulta más complejo, extenso y costoso.

Es decir que, a la hora de captar clientes, a Cablevisión no le alcanzará con proponer una oferta comercial tentadora. Además, tendrá que ofrecerles a los potenciales clientes un equipo que les permita cambiar el que estén usando para que así puedan utilizar su red.

Está claro que gran parte de la estrategia comercial de una empresa móvil reside en exhibir un smartphone de vanguardia y atado a un plan económico atractivo. En este terreno, la empresa del Grupo Clarín tendrá que enfrentar fuertes desafíos, al menos en el arranque. Esto es así ya que los usuarios de MovistarClaro y Personal, si quieren pasarse, tendrán que cambiar de aparato.

La incursión de las telcos en la TV
Así como Cablevisión tendrá que trabajar rápido y desembolsar sumas millonarias en dólares, Telefónica deberá hacer lo propio para entrar al negocio de la televisión paga, a partir de 2018.

Con esta incursión -que ocurrirá a partir del 1° de enero de ese año- quedará habilitada para ofrecer cuádruple play bajo una misma tecnología:

- Telefonía fija

- Telefonía móvil

- Internet

- Televisión

Podrá irrumpir en el mercado seis meses antes que el Grupo Clarín, más allá de que Cablevisión tenga el permiso para ingresar al mundo móvil en 2017.

Esta chance de entrar anticipadamente excede el tema regulatorio, ya que las diferencias entre compañías pasan dos aspectos clave: qué tan extendida tiene cada una su infraestructura y qué tipo de redes deberá construir.

Telefónica hoy en día llega a sus clientes a través de la telefonía fija móvil. Con la primera alcanza también a los de banda ancha (27 millones de accesos, según declara en su balance)

Cablevisión, en tanto, es el mayor operador de TV paga: cuenta con 3,4 millones de clientes. Gestiona cerca de 5,5 millones de accesos y tiene en su haber 8 millones de hogares cableados, de acuerdo a datos de su balance.

¿Qué dificultades podría encontrar Telefónica para imponer su presencia en el mercado de TV? En principio, la infraestructura física. Para sortear esta limitación tendrá que ejecutar un ambicioso plan de inversiones.

"Para dar servicios de video deberá ofrecer una conexión de banda ancha muy robusta. Todo apunta a que se embarcará en este negocio a través de IPTV", señala a iProfesional, Gustavo Fontanals, investigador en política de comunicaciones de la UBA.

"Los accesos de fibra óptica al hogar son caros. Cuestan entre u$s500 y u$s1.500 por cada vivienda. Es decir, implica inversiones muy altas", añade.

En busca del negocio del otro
Las zonas de desembarco de las telefónicas -para brindar TV paga- serán el AMBA (Capital y parte del Gran Buenos Aires), las ciudades de Rosario y Córdoba y las provincias de Santa Fe Córdoba, según el decreto 1340/2016.

Es precisamente en estas superficies en las que se librarán las batallas más crudas entre los diferentes "peso pesado", ya que esas áreas concentran el 70% de los clientes de Cablevisión y, por ende, son fuente de los principales ingresos de la compañía.

"Telefónica tendrá tres dificultades", apunta Ariel Barlaro, director de la consultora Dataxis:

1. "Que no le hayan habilitado el acceso satelital para su despliegue, tecnología que conoce bien por estar utilizándola en América latina".

2. "La falta de una estrategia exitosa. No ha tenido experiencias fructíferas en otros países. Ni siquiera pudo sacar un producto interesante en Perú, que es desde donde se opera la región".

3. "El delay para ingresar en el mercado televisivo (2018). Por lo pronto, no le quedará otra opción que invertir en fibra óptica y acelerar para ir sumando nuevas zonas".

Fontanals considera que uno de los problemas que arrastran las "telcos" (Telefónica y las otras) es que se les ha venido impidiendo incursionar en el negocio de la TV desde 2009.

"Desde ese entonces, que es cuando se aprobó la Ley de Medios, no tuvieron incentivos para realizar fuertes inversiones", consigna.

En este grupo, el que lleva cierta ventaja cualitativa es Claro, ya que concentró buena parte de sus esfuerzos en el despliegue de redes de fibra óptica en hogares.

Tanto esta compañía como Telefónica ya tienen experiencia en el negocio televisivo, porque brindan el servicio a nivel regional.

"Esto implica que podrán disponer de acuerdos regionales de provisión de contenidos y que, cuando llegue el momento de comenzar a ofrecerlo en la Argentina, sólo tendrán que extenderlos a un país más", expresa el investigador de la UBA.

"Claro -perteneciente al magnate Carlos Slim- es la de mayor operación de TV paga en América latina, más amplia inclusive que la de DirecTV, mientras que Telefónica suma presencia en ocho países", añade.

¿Qué ocurre con el otro de los "peso pesado"? Si la lupa se posa sobre Telecom Argentina, el panorama no pinta tan alentador.

"La tiene más complicada. Habrá que ver su futuro, en relación con las especulaciones sobre su eventual fusión con Cablevisión. Pero, más allá de eso, no tiene nada en televisión. Ni siquiera Telecom Italia, mientras fue su accionista, tuvo una clara estrategia en este sentido".

¿Será entonces más fácil para Cablevisión ingresar en el negocio del otro, es decir, en telefonía? No tanto. Fontanals considera que si incursiona vía Nextel, le será bastante costoso.

Tendrá que desembolsar no menos de u$s500 millones para modificar el equipamiento en antenas, a partir de la reasignación del espectro de 2,5 Ghz.

Después de esta poderosa inversión, destinada a actualizar la red, tendrá que seguir aportando fondos para la captación de clientes, proceso que también será muy caro.

"La gente quiere mantener el número de teléfono. En América latina no se da una tendencia al cambio de compañía, salvo estrategias comerciales muy agresivas. Esto implica que deberá bancarse una pérdida grande", afirma Fontanals.

Considera que las grandes empresas de telecomunicaciones buscarán mantener su status quo. Por el lado de Clarín, tendrá que soportar fuertes pérdidas durante algunos años para ser protagonista en nuevos negocios, destaca el investigador.

"Cablevisión compró empresas con frecuencias (2,5 Ghz) que no son las más interesantes para brindar 4G. Eso la lleva a enfrentar dos obstáculos: la enorme inversión para montar la red y la mayor cantidad de antenas a instalar, ya que el radio de propagación en 2,5 Ghz es menor", apunta Barlaro.

El investigador de la UBA se muestra convencido de que la competencia futura pasará por el "empaquetamiento de servicios".

Por lo pronto, incursionar en nuevos negocios, a partir de la convergencia de las redes, demandará enormes esfuerzos a todos los actores del sector en vistas a dar pelea por cada punto de share.

En esta contienda entre "pesos pesado" -con final incierto- hay una afirmación que nadie pone en duda: cuanto más competencia exista, mayores serán los beneficios para el usuario final.















viernes, 21 de octubre de 2016

Panel sobre "Nuevas narrativas en la era digital" en la @TransmediaWEEK



Panel "Nuevas narrativas en la era digital"
  • Julio Bertolotti. Gerente de Producción del Centro de Producción Audiovisual de la Universidad Nacional de Tres de Febrero. Dirige el Neotvlab de la UNTREF.
  • Francisco Albarello. Doctor en Comunicación Social por la Universidad Austral. Docente investigador en la Facultad de Comunicación de la Universidad Austral y en la Escuela de Humanidades de la Universidad Nacional de San Martín. Dicta clases en nivel de grado y posgrado.
  • Gustavo Mónaco. Consultor y director de 1984 Media Consulting, compañía de entretenimiento, nuevos medios e Internet.

jueves, 6 de octubre de 2016

Semana de la Transmedia en Ciencias Sociales


Semana de la Transmedia - Actividad central





mié 26 de octubre de 2016
18:00 – 21:00

Panel "Nuevas narrativas en la era digital"

  • Julio Bertolotti. Gerente de Producción del Centro de Producción Audiovisual de la Universidad Nacional de Tres de Febrero. Dirige el Neotvlab de la UNTREF.
  • Francisco Albarello. Doctor en Comunicación Social por la Universidad Austral. Docente investigador en la Facultad de Comunicación de la Universidad Austral y en la Escuela de Humanidades de la Universidad Nacional de San Martín. Dicta clases en nivel de grado y posgrado.
  • Gustavo Mónaco. Consultor y director de 1984 Media Consulting, compañía de entretenimiento, nuevos medios e Internet.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

jueves, 22 de septiembre de 2016

Aceleran la competencia en telecomunicaciones


Autorizarán a Cablevisión a dar 4G; las telefónicas brindarán TV paga en 2018

Nextel, operadora móvil del Grupo Clarín, será autorizada en uno o dos meses a dar servicios móviles 4G en las frecuencias que adquirió en las bandas de 900 MHz y 2,5 GHz. Telefónica, Telecom y Claro recibirán ahora sus licencias para ofrecer TV paga a partir del 1° de enero de 2018, sin más prórrogas. DirecTV podrá volver a dar acceso a Internet por redes fijas, como hacía antes del DNU 267/2015, que derogó parcialmente las leyes de medios y Argentina Digital, y así le prohibió actuar en ese negocio. A su vez, las pymes y cooperativas del sector convergente podrían recibir algún tipo de protección en localidades pequeñas. Todo esto podría ocurrir antes de fin de año, según coincidieron fuentes oficiales y privadas consultadas por LA NACION.
El presidente Mauricio Macri se cansó de esperar y de recibir quejas de los CEO globales de las principales empresas y buscará dar impulso a la convergencia real de las comunicaciones para estimular la inversión privada (todavía rezagada en el sector), mejorar los servicios y bajar los precios.
En los decretos y resoluciones ya trabajan el presidente del Enacom, Miguel De Godoy, y el secretario de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Héctor Huici.
Pero para cumplir los deseos del Presidente -que toma en persona las decisiones clave en el sector- aún se deben resolver varias cuestiones: ¿tendrá que pagar Cablevisión para poder usar en servicios 4G el espectro que compró a cinco empresas que lo tenían asignado en otros usos? A partir de 2018, ¿las telefónicas podrán dar TV directa al hogar vía satélite o sólo podrán hacerlo por redes de cable? Y esas movidas, ¿cómo se vinculan con la eventual fusión Telecom-Cablevisión, que el mercado ya da por hecha?
"Cablevisión-Nextel tiene que resolver primero si va a ser el cuarto operador o si se va a fusionar con Telecom-Personal. Si va a ser un cuarto operador, entonces podría tener los beneficios de ser un entrante al mercado. Pero si está en camino de la fusión, y entonces será un tercer actor (en competencia con Telefónica y Claro), el tratamiento será otro", explicó a LA NACION una fuente oficial. En el management de Telecom Argentina ya se destacan algunos ex directivos de Cablevisión, como Mariano Ibáñez (presidente de la telefónica y ex CEO de Cablevisión cuando esa empresa se fusionó con Multicanal) y Roberto Nobile, director general operativo de Telecom, que tuvo el mismo cargo en la cableoperadora.
Para acelerar la convergencia, el Gobierno logró sentar a la mesa de conversaciones a todos los involucrados con el fin de acercar posiciones y que, cuando se den los pasos legales, todos puedan ver el vaso más lleno que vacío. El espectro para Nextel podría no ser gratis, y las telefónicas podrán dar TV paga, pero no vía satélite (algo que las empresas podrían hacer sin tener que invertir tanto).
Pero el objetivo es que en algunos años todos los jugadores del mercado puedan dar todos los servicios. De hecho, en las recientes Jornadas Internacionales de TV por Cable, Carlos Moltini, CEO de Cablevisión, no descartó ese camino y sugirió que en algún tiempo la propia cableoperadora del Grupo Clarín tal vez ofrezca servicios satelitales allí donde no llegue con su propia fibra. Por ahora, el foco de la empresa -dice Moltini- está en el despliegue de la red móvil 4G y en el lanzamiento el mes próximo de Flow, el nuevo servicio de televisión lineal y a demanda por Internet donde confluirá todo el contenido que actualmente ofrece la grilla de la empresa.
"Todos quieren competir en el negocio del otro, pero nadie quiere que le compitan en el propio", se quejó ante LA NACION un funcionario que trabaja en la regulación. Las que más se oponen a la liberalización del mercado son las pymes del cable, a las que el Gobierno intentará seducir con frecuencias de espectro para que en sus respectivas localidades puedan dar sus propios servicios móviles 4G, y a partir de esa red interconectarse para que medianteroaming sus clientes puedan comunicarse desde cualquier otra parte. En eso ya están trabajando también los miembros de la Cámara de Cooperativas de Telecomunicaciones, con un proyecto que prevé apoyarse en infraestructura fija local y una operación móvil virtual (OMV) sobre redes alquiladas a las tres grandes operadoras. En esa dirección también avanza Virgin Mobile Latin America, cuyo CEO, Phil Wallace, participó del Foro de Inversiones y Negocios en el CCK, la semana pasada.
El Enacom buscó acelerar el desarrollo de OMV -operadores móviles que utilizan redes de terceros-, pero se topó con una resistencia inesperada de las telefónicas, que reclaman primero la liberación de la banda de 700 MHz -que ya fue pagada por las empresas, pero aún no está completamente disponible-. Para el Gobierno, esa posición es una excusa: jurídicamente la frecuencia ya fue liberada y quien aún queda allí -Telecentro, del grupo Pierri- pide que le paguen la mudanza (en ese espectro opera actualmente un servicio de TV paga inalámbrica, que debería bajar a la banda de 600 mhz). El costo de la ingeniería y el equipamiento está entre los 250.000 y los 500.000 dólares, una cifra muy menor para los volúmenes de facturación de esta industria.
"Me engañaron", soltó en diciembre pasado el presidente Macri cuando le acercaron el borrador del decreto que derogó parcialmente las leyes de medios y telecomunicaciones, pero incluyó un plazo de dos años -con opción a uno más- de exclusión del mercado de la TV paga para las telefónicas. Aquel DNU, cuyo borrador estuvo a cargo de Fabián Rodríguez Simón y fue validado por la Cámara de Diputados en abril pasado, es la base en la que está construyéndose el nuevo marco legal. Ahora, a diez meses de aquella expresión, retoma donde dejó para que la convergencia de servicios sea una realidad a partir del 1° de enero de 2018.
Por Jose Crettaz para La Nacion 

miércoles, 21 de septiembre de 2016

El papel de la RADIO en el nuevo ecosistema de medios multiplataforma



Un estudio indaga sobre las estrategias digitales innovadoras llevadas a cabo durante el último año por emisoras tradicionales líderes en Argentina y España. Entre otras cosas, el estudio responde al interrogante:¿hay lugar para la radio en la era de la comunicación digital? Vea el informe completo.
Esta investigación busca reflexionar acerca del lugar de la radio en un mundo digital e indaga las estrategias digitales innovadoras llevadas a cabo durante el último año por emisoras tradicionales líderes en Argentina y España. Este artículo, expuesto en el Congreso Iberoamericano de Comunicación de la Asociación Española de Investigación en Comunicación (AEIC), fue realizado por María Pilar Martínez-Costa, María José Müller y Rúben Corda en el marco del Observatorio de Innovación Radiofónica establecido entre la Universidad Austral, la Universidad de Navarra y Mitre S.A. en abril de 2015.

Nadie duda de la capacidad de reinvención de la radio que, a lo largo de su casi siglo de historia, ha sabido permanecer vigente frente a los distintos avatares tecnológicos y mediáticos. El nuevo ecosistema de los medios de comunicación, donde priman la velocidad y la transversalidad, vuelve a instalar el debate sobre su futuro.

¿Hay lugar para la radio en la era de la comunicación digital? ¿Tiene la radio margen para innovar y ser fiel a su naturaleza esencialmente sonora? ¿El desarrollo de narrativas denominadas transmedias deja al sonido fuera del juego comunicativo? ¿En una sociedad móvil, conectada y de aplicaciones de consumo rápido, tiene sentido que la radio siga existiendo? ¿Qué puede aprender la radio de las nuevas formas de distribución y consumo? ¿Es posible mejorar el paradigma de la comunicación radiofónica? Estas son algunas de las preguntas que se abordan en el presente trabajo a partir de investigaciones anteriores y estudios del sector a nivel nacional e internacional.

La radio actual muestra síntomas de superación de la inmovilidad que presentó durante los primeros años del cambio digital y desarrolla contenidos innovadores que implican el uso de diversidad de plataformas y la multiplicación de la conversación con la audiencia.

El recorrido del trabajo pasa por los siguientes puntos:
1. La implantación progresiva y complementaria de una radio multiplataforma

La proliferación de plataformas ocasionada por Internet hace que predominen las sinergias y los nuevos lenguajes. Se exponen las experiencias de radio multiplataforma en Estados Unidos, Reino Unido, España y Argentina que, más allá de las particularidades de cada país, dan cuenta de una alta penetración radiofónica y de un creciente uso de Internet y los dispositivos móviles.

2. La digitalización de la plataforma tradicional puede esperar

Aún sigue abierto el debate sobre la digitalización de la señal en el espectro radioeléctrico y el posible apagón analógico de la radio. Se repasan los estándares establecidos en Estados Unidos y Europa, como HD Radio, DRM y DAB.

3. La radio y su evolución hacia el podcast

Se analiza el formato señalado como una de las tendencias más relevantes de la radio digital, así como también la penetración, el conocimiento de los usuarios, los hábitos de consumo y los lanzamientos más significativos del mismo en el mercado estadounidense, español y latinoamericano.

4. La radio expande su lenguaje hacia lo trasmedia

Se inspeccionan las narrativas transmedia en las que las historias son contadas a través de múltiples plataformas, formatos y puntos de vista con la participación y contribución de los usuarios, repasando casos de éxito en Estados Unidos y España, como “Serial“, “Carlos, Rey emperador” y “El misterio del tiempo“, entre otros.

Finalmente, la primacía de los dispositivos móviles y la multiplataforma brindan desafíos para la radio, tanto en términos de contenido como de negocio que le permiten ampliar sus posibilidades expresivas sin desestimar el directo que siempre la ha caracterizado. Cuestiones que, en suma, dan cuenta de la vitalidad de la radio en el entorno digital.